Clicky

TLFS. 91 737 77 80 / 93 595 20 05 Contact us

¿Qué tipo de líderes hay en las empresas?

lunes, 21 de octubre de 2019

El liderazgo hace referencia a un conjunto de habilidades que permiten ejercer una influencia sobre otras personas, ya sea en su forma de pensar o de actuar. No necesariamente un líder tiene que hacer cambiar de opinión a los demás, sino que su máximo deber es saber incentivar a los empleados para que trabajen por un objetivo común para la empresa.


Contar con un buen liderazgo en la empresa es esencial, incluso cuando el control de la organización y los recursos son buenos. ¿Por qué? Porque conseguir una buena comunicación entre los miembros, que mejore la integración de los mismos y los enfoque a la consecución de los objetivos es la parte más importante para triunfar, y esto es tarea de los líderes.


Cuando hablamos de liderazgo, nos referimos a un término muy general, pero existen varios tipos. Al igual que un liderazgo puede ser bueno e influir de forma positiva sobre los empleados, también existen los liderazgos malos, cuya influencia es negativa. Aquí dejamos algunos de los más importantes:



  • Laissez-faire: Este tipo de liderazgo cobra el nombre de una expresión francesa que significa “hace y deja hacer”. En esta modalidad, el líder adopta un papel pasivo dentro de la empresa. Se encarga de establecer las normas al principio para luego tener que intervenir lo mínimo posible. En estos casos, los trabajadores son los que llevan las riendas de sus tareas y los que tienen que organizarse por sí solos. Los líderes intervienen solo cuando los trabajadores requieren su ayuda. Para muchos esta forma de liderar es negativa, ya que resolver conflictos se vuelve más complicado sin una figura que intermedie. Para otros no es del todo negativa, ya que si en algún momento el líder se ausenta de la empresa, la autonomía de los trabajadores permitirá que el transcurso de las tareas siga sin problema.

  • Autocrático: En el liderazgo autocrático ocurre lo contrario que en el anterior. Los trabajadores no tienen ningún tipo de poder. Es necesario que haya una persona que los dirija y los controle. El líder es el que tiene la mayor responsabilidad, toma las decisiones sin tener en cuenta las opiniones de los demás y da órdenes a sus subordinados. Una de las ventajas de este liderazgo es que, en momentos difíciles, la toma de decisiones es más rápida. Por ejemplo, en caso de conflictos o de tener que despedir a alguien. Como desventajas se encuentra la posible falta de motivación de algunos empleados al no poder ser partícipes en absoluto de ninguna decisión.

  • Democrático: En este estilo, el líder es una persona que se encarga de ayudar en la toma de decisiones, pero permite que sus trabajadores aporten ideas y participen. La idea es llegar a un consenso entre todos, haciendo partícipes a todos los miembros y haciéndoles sentir valorados. Su función es proponer soluciones cuando no hay un acuerdo. La característica más importante de este tipo de líder es la delegación de funciones. A pesar de ser uno de los liderazgos más apoyados, también presenta algún inconveniente. En los momentos en los que es imposible que haya un acuerdo, si la confianza máxima está en los empleados, puede que el objetivo común se desvíe y el líder tenga que enfrentarse a críticas. La toma de decisiones puede alargarse demasiado en el tiempo al tener que hacerlo democráticamente.

  • Transaccional: Este liderazgo se basa fundamentalmente en el intercambio. Los trabajadores hacen lo que el líder quiere que haga recibiendo como recompensa el salario y otros beneficios. El objetivo de los líderes es dejar claras las tareas y cuál es la estructura adecuada para que se consigan los objetivos. El sistema se basa en las recompensas y el compromiso mutuo. Algunas de las ventajas son que el beneficio es para las dos partes y se valora el trabajo. Como desventaja tiene que la lealtad de los trabajadores no es permanente y que el líder actúa de forma pasiva, solo si no recibe lo que esperaba.

  • Transformacional: Este tipo de liderazgo se define en torno al capital humano dentro de la empresa.  Los líderes transformacionales fomentan la participación de sus empleados, incentivando su creatividad. Además, muestran interés por los integrantes de su equipo y confían en sus conocimientos y capacidades. Muestra a los trabajadores su confianza en ellos y se preocupa por motivarlos e inspirarlos. El principal objetivo es transformar la empresa mediante la evolución y adaptación a los cambios.

Volver a noticias

Galería

© Copyright 2012 Instituto Europeo para el Empleo | IEE
Tlfs: 91 737 77 80 y 93 595 20 05

Aviso legal | Política de Cookies | Política de Privacidad