Clicky

TLFS. 91 737 77 80 / 93 595 20 05 Contact us

¿Cómo resolver conflictos laborales?

lunes, 09 de septiembre de 2019

La vida de cualquier persona se divide en dos aspectos, la parte personal y la laboral. En ocasiones, los problemas y preocupaciones que tengamos en el trabajo los trasladamos sin darnos cuenta a los momentos de desconexión fuera de la oficina. Por ello, es muy importante saber gestionar los conflictos en el espacio laboral para que no afecten a la faceta personal de nuestro día a día.


Para poder solucionarlos, primero hay que saber las diferentes fuentes que los generan. Estas pueden ser muy diversas, pero las más frecuentes son:


- Diferencias entre modos de trabajar de diferentes empleados. Cada persona tiene una forma de pensar y de desempeñar sus funciones, por lo que, a la hora de trabajar en grupo se pueden generar problemas. También influyen los valores personales de cada uno.


- Trabajar bajo un nivel de presión que no depende de un solo departamento. Hay momentos en los que, para llevar a cabo un objetivo, es necesario que varios departamentos trabajen simultáneamente. A veces ocurre que uno de ellos tiene que esperar a que otro haga una función y, si éste está ocupado en otras tareas ajenas a ese proyecto se atrasa el procedimiento, dando lugar a situaciones de estrés por las fechas de entrega.


- Poca claridad de los objetivos por parte de los directivos. Cuando hay más de una persona al mando puede ocurrir que cada uno indique una meta distinta. Esto viene originado por la falta de comunicación y da lugar a un conflicto.


- Asignar tareas que no pertenecen a las responsabilidades del puesto de trabajo del empleado en cuestión.


Una vez que ya se saben algunos de los motivos que pueden originar conflictos en el ambiente laboral, aquí dejamos algunos consejos para lidiar con ellos.


- Para evitar conflictos entre trabajadores debido a sus diferencias, lo mejor es conocer muy bien a cada uno de nuestros empleados y saber cómo organizar los grupos. Si sabemos que hay dos personas muy opuestas que no son aptas para trabajar juntas, hay que intentar asignarlas a proyectos distintos.


- Para mejorar las situaciones de estrés es necesario que haya comunicación y conocer cuáles son las tareas pendientes de cada departamento. Si somos conscientes de que alguno de los departamentos involucrados en un proyecto conjunto cuenta con más tareas externas que realizar, sería conveniente cambiar los plazos sin problema para no generar presiones y conflictos con otros compañeros.


- Fomentar la comunicación tanto en el caso de los empleados como en el de los directivos. De esta manera, será más fácil ponerse de acuerdo a la hora de establecer objetivos y se disminuirán los conflictos de este tipo.


- Explicar siempre muy bien  los motivos de asignación de tareas a los trabajadores, que quede claro por qué se les necesita para esa ocasión.


Seguir estas pautas e intentar mejorar el ambiente de trabajo es una de las mejores tácticas para que la compañía funcione mejor y para que los empleados disfruten mucho más trabajando.

Volver a noticias

Galería

© Copyright 2012 Instituto Europeo para el Empleo | IEE
Tlfs: 91 737 77 80 y 93 595 20 05

Aviso legal | Política de Cookies